lunes, 9 de julio de 2012

BIZCOCHO PARA TARTAS

 
Nuestra Thermomix es una excelente ayuda en todas las preparaciones de repostería. Una de las preparaciones básicas más importantes es el bizcocho para tartas casero y que se prepara sin apenas esfuerzo.
Es un bizcocho espumoso, que acepta perfectamente el corte en 2 o 3 capas, para luego ser rellenado de mermelada, nata, trufa, crema, etc. todo lo que te permita la imaginación….

Ingredientes:
6-8 huevos 
200 gr. harina fina de repostería 
200 gr. azúcar
Un molde de aro desmontable de 22 cms. 
Mantequilla y harina para el molde.

Preparación:
Precalentamos el horno a 180º. Engrasamos un molde con mantequilla y espolvoreamos con harina, volcándolo para eliminar el sobrante.
El paso más importante es el batido. Para ello pondremos en el vaso, con la mariposa puesta, los huevos y el azúcar, batiendo 8-10 minutos a velocidad 3 y medio, hasta que la masa quede muy ligera y haya subido bastante, más o menos el triple del volumen inicial.
Si queremos podemos poner algo de temperatura, 37º, durante los 3-4 primeros minutos, lo que facilita el proceso, aunque no es obligatorio. El ahorro de tiempo y esfuerzo es considerable con Thermomix, ya que a mano el batido de la masa llevaría unos 20 minutos de batido con varillas.
Pasamos la masa a un bol grande, usando la espátula para que no quede masa en las paredes del vaso. Tamizamos la harina por un colador directamente sobre la mezcla de huevos y azúcar, en pequeñas cantidades, removiendo con la espátula suavemente, hasta incorporar toda la harina. Es fundamental que se añada la harina con mucha delicadeza, para evitar que la masa pierda el aire que hemos introducido durante el batido.
Una vez lista, volcamos la masa en el molde untado con mantequilla y enharinado. También podemos usar los modernos moldes de silicona, muy fáciles de desmoldar. Horneamos a 180º unos 20 minutos, sin abrir el horno en ningún momento. Cuando veamos que se empieza a dorar, insertamos una brocheta en el centro para comprobar la cocción. Esta debe salir limpia, sin restos de masa cruda. Si no fuera así, proseguiremos la cocción unos minutos más y volveremos a comprobar el punto.
Cuando esté en su punto el bizcocho, lo sacaremos del horno y lo dejaremos enfriar dentro del molde. Ya templado lo desmoldaremos abriendo el aro del molde con cuidado. Lo dejaremos enfriar por completo sobre una rejilla antes de usar. Ya frío lo podemos cortar y rellenarlo a nuestro gusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...