martes, 28 de febrero de 2012

BUÑUELOS DE VIENTO




Los buñuelos son una masa de harina que se fríe con abundante aceite. Se pueden rellenar con dulce o salado. Son típicos de varias regiones de España y en cada región se consumen de forma diferente y en épocas diferentes. Son tan ligeros que te los comes sin darte cuenta.

Ingredientes:
1 vaso de agua, opcional: mitad agua - mitad leche
50 grs. de mantequilla
1 cucharada grande de azúcar  
1 pellizquito de sal 
una pizca de levadura  
150 grs. de harina de repostería   
4 huevos
Azúcar para rebozarlos, también canela si se desea.


Preparación: Thermomix

Introducimos en el vaso el agua, la mantequilla,  la sal y el azúcar. Programamos 8 minutos, temperatura 100º y velocidad 4. 
Cuando termine la maquina, echamos de golpe la harina y la levadura. Mezclamos 20 segundos en velocidad 4. 
Vamos batiendo ligeramente cada uno de los huevos por separado, ya que hay que incorporarlos uno a uno, y hasta que no se mezcle bien el primero no se puede añadir el siguiente. En velocidad 4, incorporamos el primer huevo y mezclamos 10 segundos, incorporamos el segundo huevo y volvemos a hacer lo mismo y así hasta el último huevo. La dejamos reposar unos 10 minutos antes de comenzar a hacer los buñuelos.
Calentamos el aceite y con ayuda de dos cucharas, como si fuéramos a hacer croquetas vamos haciendo los buñuelos e incorporándolos a la sartén. El aceite no debe estar muy caliente y hay que hacerlos a fuego medio-bajo, para que no se doren enseguida y queden crudos por dentro. Hay que hacer los buñuelos del tamaño de una castaña,  ya que triplican su volumen, por lo que tampoco hay que echar muchos en la sartén. Cuando estén dorados los sacamos y los colocamos sobre papel de cocina para que escurran el exceso de aceite.
Una vez fríos los rebozamos con azúcar y canela y los rellenamos con lo que más nos guste.
En este caso los he rellenado con crema pastelera.

Preparación: Tradicional 
En un cazo al fuego ponemos el agua, junto con la corteza de limón, una pizca de sal y la mantequilla.
Cuando rompa a hervir, retiramos el recipiente del fuego, quitamos la corteza y echamos la harina, removiendo enérgicamente para que no se formen grumos,  hasta obtener una pasta fina y compacta.
Dejamos reposar unos minutos y añadimos los huevos, uno a uno, procurando que queden bien absorbidos por la masa.
Los freímos igual que en el paso anterior.

1 comentario:

  1. Como se va a poner tu nieto con los dulces de su yaya!!! :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...